Nacimiento de la cría de antílope Blesbok

Durante la noche más corta del año, el pasado veinte cuatro de Junio se produjo el nacimiento de la cría de antílope Blesbok (Damaliscus pygargus phillipsi ) en la pradera del parque MiniHollywood Oasys en Almería. Lo que podría ser solo una buena noticia sin más, si nos permitís que os contemos esta historia entenderéis por qué hemos decidido llamar a este bebé Ahadi, que significa en suajili Promesa.

Para entender nuestra gran alegría hay que remontarse a 2019 cuando su madre, primer bebé de esta especie nacía en nuestras instalaciones. Salmah, cuyo significado es la que está a salvo, crecía con toda normalidad bajo el cuidado exhaustivo de sus padres, cuando una mañana al llegar al parque, el equipo técnico descubrió que se había fracturado la pata trasera izquierda durante la noche.

Inmediatamente todo el equipo de MiniHollywood Oasys procedió a la captura y anestesia del ejemplar, con la intención de intentar reducir dicha fractura y evitar que el daño fuera más grave y fatal para su vida.

Normalmente estos antílopes tienen un temperamento asustadizo por naturaleza para evitar ser  capturados por los depredadores en vida libre, lo que dificulta su manejo y recuperación de posibles heridas como le pasó a Salmah.

Después de varias semanas en las que la fractura no mejoraba y que empezó a provocar infecciones en la piel y el hueso, el equipo veterinario del parque tomó la arriesgada decisión de amputar la extremidad para intentar que al menos conservase su vida, con el incierto futuro que podría esperarle.

Los cuidados veterinarios necesarios durante los siguientes cinco meses y la entrega de todo el equipo cuidando de ella, resultaron efectivos y en Noviembre de 2022 pudo ser devuelta a la instalación con su familia.

La preocupación posterior era de ver cómo podría integrarse un animal con sólo tres extremidades con respecto a un grupo que galopa con mucha frecuencia a lo largo de la jornada y que ha de incorporarse después de descansar, de una forma rápida y efectiva.

Salmah y el resto del grupo sorprendieron a todos con una adaptación rápida y completamente normalizada, hasta que el pasado lunes llegó la sorprendente noticia del nacimiento de su primer bebé.

De nuevo la preocupación fue en aumento entre todo el equipo, puesto que pensábamos que ella no podría hacerse cargo de la cría , custodia y alimentación de la misma debido a su limitación actual, y que deberíamos ayudarla a amamantar a Ahadi. Y una vez más la naturaleza nos ha sorprendido.

Larga vida a Salmah y Ahadi.

El último tigre de Tabernas

Hace más de diecinueve años en el mes de mayo nacía de nuestra pareja de tigres siberianos (Panthera tigris altaica), una espectacular cría llamada Rita.

El animal con ciertas dificultades en su crianza por la falta de leche de la madre, fue criada a mano por el equipo de la Reserva Zoológica de MiniHollywood Oasys.

La relación tan estrecha que se estableció con todo el equipo la hizo muy especial desde pequeña.

Los primeros meses necesitó que sus nodrizas la llevaran incluso cada tarde a sus domicilios para poder darle las tomas de biberón de última hora de la tarde y de la madrugada.

Como buena tigresa, tenía un comportamiento impetuoso a la hora de la toma, por lo que había que proteger las manos y los brazos para evitar sus arañazos, lo que en el comportamiento natural estimula la producción láctea de la madre.

Rita formaba parte de un programa de cría en cautividad de especies amenazadas (EEP), como la mayoría de las especies albergadas en nuestro centro, con objeto de mantener la variabilidad genética de los ejemplares para que cuando puedan llegar a reintroducirse en sus hábitats de origen tengan la máxima posibilidad de supervivencia.

Rita pasó sus primeros años en contacto directo con las personas, pero antes de llegar a su madurez, a los 18 meses, el contacto directo con los cuidadores cesó. No por ello dejó de tener un comportamiento cariñoso demandado contacto y cariño cada vez que estábamos con ella a través de sus instalaciones.

Al alcanzar la madurez suficiente tras un período de adaptación y contacto visual con un macho de su misma especie, fueron introducidos en su recinto, pero debido al temperamento del macho Rita resultó herida y se desaconsejó que se reprodujera.

Ello también sirvió para que pudiéramos disfrutar de su compañía durante más tiempo, ya que no se vio sometida al esfuerzo de la maternidad, pero permaneciendo en el programa de especies amenazadas por si acaso su genética fuera requerida para futuros descendientes.

En su última etapa hemos podido disfrutar de un animal mucho más sosegado y cariñoso debido a que ya era un animal geriátrico. La vida media de un tigre no suele superar los doce años, y ella los superó con creces, manteniendo hasta el último momento una existencia completa disfrutando de sus instalaciones e incluso de la piscina, hasta sus últimos días.

Como anécdota indicar que los meses de confinamiento durante la pasada pandemia hicieron que se la viera con más necesidad de contacto humano y a las pocas personas que mantuvimos la colección del parque durante ese período, nos reclamaba más atenciones de las normales ya que echaba en falta el bullicio habitual de los visitantes del parque.

Con su muerte, se extingue la población de tigres siberianos en la Reserva Zoológica del Desierto de Tabernas, ya que el plan de colección actual del parque establece un ámbito Africano, concretamente de ecosistemas del área de Namibia.

Gracias por tantos recuerdos especiales, Rita. Siempre estarás en nuestro corazón.